Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

miércoles, 26 de julio de 2017

'Okja', un viaje a la miseria humana

La presentación de 'Okja' en el festival de Cannes de este año estuvo marcada por la polémica de la producción de Netflix y algún que otro fallo técnico. Casi un mes después de su estreno en la plataforma de streaming la película sigue dando de qué hablar, bien sea por su talentoso director, Bong Joon-ho, o por el mensaje que hay detrás de 'Okja'.

Resultado de imagen de okja poster

Si no es tu primera película de Bong Joon-ho sabrás ya que sus historias son algo especiales a medida que se van desarrollando. Desde 'Memories of Murder' se le viene acusando al director surcoreano de realizar una mezcla de géneros que no favorecen un estilo propio, no obstante sus películas gozaron de una buena acogida por parte del público. Bong Joon-ho sabe captar el sentido del ridículo de las personas, a menudo el cuerpo policial lo retrata como personas torpes sin capacidad de parar a nadie, además del sentido del humor que lo maneja de manera natural y con sus cambios repentinos que suceden en una situación crítica. 

En 'Okja' se empieza a lo grande, exagerando las cosas sin miedo, contrastes brutales como una antigua fábrica y la reluciente Nancy Mirando (Tilda Swinton), una televisión sucia y patética con el extrovertido Doctor Johnny Wilcox (Jake Gyllenhaal) y un enfermizo sistema capitalista que afectará a la pequeña Mija (An Seo Hyun) y a su supercerdo. Que 'Okja' sea adorable y te recuerde a tu mascota es otro motivo más para encariñarte con la curiosa pareja y así tengas más sentimiento de culpa para lo que vendrá más tarde. Salta a la vista, por cierto, que hay una clara inspiración en los viajes fantásticos de niños y monstruos que ya hemos visto en cantidad de clásicos cinematográficos, sobre todo aquellos de animación que nos ha ofrecido Studio Ghibli.

La película cuenta además con la colaboración de actores de renombre como Steven Yehun (The Walking Dead), Paul Dano (Little Miss Sunshine) y Lily Collins (La excepción a la regla) como miembros de un grupo de activistas ecologistas.


El mensaje no puede ser más claro y directo. De hecho lo es en exceso, y puede resultar demasiado reiterativo el estar mostrándonos una y otra vez que la industria alimenticia actúa mal y que los ecologistas molan mucho. No, no es tan estúpido como lo estoy pintando, se pueden sacar muchas lecturas a raíz de la avaricia humana y el repulsivo mundo en el que vivimos, pero la sencillez que desprende la historia de 'Okja' emborrona los detalles ingeniosos que podemos encontrar en otras obras de Joon-ho como 'Snowpiercer' o 'The Host'. A esto le tenemos que añadir lo previsible del guión, nada te coge por sorpresa ni te va a importar demasiado, lo único que te va a preocupar es si el supercerdo está bien.

'Okja' se disfruta, la película avanza en pro del espectáculo y el cuidado en las escenas, pero no llega a ser un paso arriesgado que llegue a enamorarte por su obra en conjunto. Tal vez la entrada de Bong Joon-ho al mundo occidental esté afectando a la esencia de sus obras originales, y estén empezando a cansar cosas como Tilda Swinton de mala malísima o el heroísmo típico hollywoodiense. Puede que sean opiniones personales pero con 'Okja' se baja un poco el listón de la magnífica trayectoria del director surcoreano la cual recomiendo pasarse para conocer más su talento y su amor por el cine.



Lo mejor: Que Netflix te traiga a casa una película de Bong Joon-ho. 

Lo peor: Que pueda parecerte una película de niños si no quieres ver más allá.

Nota: 6'5/10


Trailer:


Sinopsis:

Mija (Ahn Seo-hyeon) es una niña que se embarca en un arriesgado viaje a Nueva York para rescatar a su mejor amigo, un supercerdo llamado Okja, de las manos de Mirando Corporation, una multinacional que ambiciona convertirlo en carne. En el trayecto obtendrá ayuda de unos ecologistas que están en contra de los planes de la corporación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates