Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

sábado, 10 de septiembre de 2016

Irreversible: la polémica obra maestra de Cannes 2002


'Irreversible' es emoción y violencia. Devastadora y sencilla. Tan ilusionante como compleja. Polémica y extraordinaria. Puede describir la sensualidad más humana como provocar el vomito por las acciones menos humanas. Transmite nervio y paz. Tratar el amor y la vida como el paso que precede a la muerte y al odio. Humanamente violenta, humanamente pasional, humanamente humana. 'Irreversible' es la obra de Gaspar Noé que cuenta como irreversiblemente el tiempo lo destruye todo. 'Irreversible' es el escandalo en el cine. Una obra maestra del cine, una película de culto. Irreversiblemente la historia protagonizada por Monica Bellucci y Vincent Cassel te obliga a mirarla a la misma que vez que odias seguir viendo la pantalla. 'Irreversible' es una joya del cine. 


Gaspar Noé idea junto a Bellucci y Cassel un relato de venganza, un viaje de la violencia a la inocencia del amor por culpa del paso del tiempo. Un billete sin retorno, que no admite devoluciones. Noé se decanta por una narrativa que altera el convencionalismo del lenguaje del cine. Empieza por las consecuencias para terminar en la causa, fijado el destino el interés recae en conocer la causa, las motivaciones de los protagonistas: conocer que ha destruido, de forma irreversible, la vida de tres personas en una noche. Tres vidas, la de Alex -Monica Bellucci- la de su pareja actual Marcus -Vincent Cassel- y la de su expareja y amigo Pierre -Albert Dupontel-. La alteración de lenguaje nos situa, de inicio, en un escenario violento y que desprende sexo, oscuridad y depravación. El film empieza en 'Rectum', un club homosexual en el que se encuentran Marcus -Vincent Cassel- y Pierre -Albert Dupontel- sedientos de venganza y en busca de un hombre. Emprenden un recorrido por la oscuridad de la escena y por los movimientos de una cámara al hombro, que transmiten junto a la musica nervio, intensidad y emoción. La búsqueda de venganza termina mostrando dureza en la imagen, violencia sin fin. Noé nos da avisa el primer aviso de que aquello que vamos a ver no nos va a gustar, que a veces los ojos necesitan que los escondamos de la pantalla. Es ese el momento en que 'Irreversible' se convierte en una amarga venganza, en un relato donde el espectador solo conoce las consecuencias que le inundan en el  desconcierto. Un 'X' en su mente que necesita despejar, la trama desprende interés con cada avance, con cada cambio de escena o de plano. Un interés en conocer que ha pasado, que ha destruido el tiempo, que se acompaña de una estética que emite brutalidad y rechazo. Un exceso de violencia humana que no emana enaltecimiento sino que forma parte de la pasión humana, de cada uno de nosotros. Fotografía nuestra propia oscuridad. La estructura fragmentada con un tiempo narrativo inverso funciona brillantemente por la capacidad de idear un escena que hable por si misma: música, fotografía y movimientos de cámara son piezas de un engranaje perfectamente engrasado que transmiten los estados de animo de los protagonistas. Estos tres elementos transmiten las mismas sensaciones, una música psicodélica, con una fotografía oscura y unos continuos movimientos de cámara que no responden ningún patrón. Una unión que  transmite lo que padece el protagonista dentro la escena. Son los mismos movimientos de camera subjetiva y al hombro los que utiliza Noé como transición para cambiar de escena, jugando con la luz natural y artificial de la escena. 


La segunda parte del film descansa de imágenes violentas de las que vive  la primera parte, para dar paso a la brutalidad violenta de las palabras, hijas del desconocimiento del destino. Pero la transición de estas dos formas de mostrar diferentes caras de la violencia tienen un nexo como conexión, la causa: la violación. Noé nos descobre el origen de las consecuencias, el motivo por el que Marcus y Pierre emprenden un viaje lleno de violencia. La novia de Alex -Monica Bellucci- es brutalmente violada y apaleada en un túnel subterráneo. La escena de más de nueve minutos se llena de una dureza necesaria, gravada sin piedad, Noé abandona el nervio de la cámara y lo sustituye por la quietud y el ruido por el silenció, solo interrumpido por los gritos de Bellucci y del violador. La cámara es despojada del hombro del cámara para situarse sobre el suelo, en la misma altura que Alex -Monica Bellucci-. Una puesta en escena violentamente desgarradora, violentamente humana que estremece al espectador porque se siente que es Alex. Unos sentimientos de horror que se ven aumentados ya que forma parte de un plano secuencia. 'Irreversible' esta formado por una numerosa cantidad de escenas de larga duración y rodadas sin cortes. Y es allí en la causa, en la violación, donde la vida de los tres amigos, la de Alex, la de Marcus y la de Pierre se ven modificadas y alteradas de forma irreversible. Condenados por un destino prefijado del que no pueden huir, ya que como dice el leit motiv del film: 'El tiempo lo destruye todo'. La vida de los protagonistas ya se ha destruido y ahora el espectador ya conoce la causa. El sufrimiento no cesa ahí, ahora el espectador asiste a la brutalidad violenta de la inocencia. Derrotados los protagonistas por el paso de la causa a las consecuencias, ahora el espectador es destruido por el tiempo al observar, en la segunda parte, que es lo que había antes de la causa, de la violación, antes de las consecuencias, de la violencia fruto de la venganza. Asiste a la complicidad de la pareja, a la química establecida por el tándem Bellucci-Cassel que transmite sensualidad y ternura.

Porque antes de la causa y las consecuencias los protagonistas gozaban de una vida de calma, de amor, de silencios agradables, de sueños e ilusiones. Tenían una vida que no se había destrozado. Y aquí, en esta segunda parte, recae gran parte del merito del film: el de incomodar al espectador con la lírica del amor de la pareja, de sus ilusiones y conversaciones. Irrita porque el espectador conoce el desenlace irreversible al que están sujetos los protagonistas. Un destino del que no pueden huir aunque sus deseos sean otros totalmente diferentes. Es esta ternura lo que desnuda al espectador. Los moviementos de cámara son lentos, con la cámara fija, la música es tranquila y las conversaciones son sobre los planes de futuro. Se desnudan los protagonistas sobre sus deseos de vivir en pareja. Se recrea una vida en harmonía que el espectador ya ha visto como y porque se rompe. Es en la dualidad de las emociones que transmite 'Irreversible' donde radica el éxito del film. Una película de culto. Una obra maestra del cine, tan arriesgada en la forma como en el tema. Una película que te persigue durante días.

Lo mejor: que es una obra maestra del cine

Lo peor: nada

Nota: 10

Pablo Rubio

Sinopsis:

Alex -Vincent Cassel- va en busca de venganza junto a un amigo suyo después de saber que su novia -Monica Bellucci- ha sido brutalmente violenta. De forma inversa 'Irreversible' cuenta la historia desde las consecuencias hacia la causa que origina toda la trama. 

Tráiler:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates