Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

domingo, 1 de mayo de 2016

El Olivo: Todo por mi abuelo

El pasado viernes asistimos al preestreno de 'El Olivo', la nueva película de Icíar Bollaín escrita por Paul Laverty y protagonizada por Anna Castillo y Javier Gutiérrez. El acto tuvo lugar en los cines ABC El Saler de Valencia gracias a la campaña que este cine está llevando a cabo para la promoción del cine español. En nuestro caso, queremos agradecer al grupo ByL InEdu por invitarnos al evento y dar voz a una figura tan importante como es la de los abuelos bajo la etiqueta #misabuelosmisraices. Agradecemos también su aportación a Amparo Lerida -@lericaroamparo- por cedernos sus fotografías realizadas en el preestreno.


Entrando en materia y hablando de cine, podemos afirmar con rotundidad que estamos ante una de las mejores películas de Icíar Bollaín. El argumento de 'El Olivo' nace tras un texto que descubrió su guionista, Paul Laverty, sobre esta maravilla botánica. A partir de aquí, y con ganas de transmitir muchos mensajes, nos enfrentamos a una película completa, repleta de sensaciones contradictorias que navegan entre el amor incondicional, la aventura y la parte más oscura de un capitalismo que nos asfixia. 

La película cuenta la historia de Alma, personaje interpretado por Anna Castillo, que se afana por hacer todo lo posible por recuperar el olivo que plantó su abuelo cuando ella era pequeña y que cuidó junto a su nieta hasta que sus hijos lo vendieron por 30.000€. Por ello, el abuelo de Alma ha perdido las ganas de comer, hablar, sentir, en definitiva, de vivir. Con ello, y como su abuelo es lo que más le importa en el mundo, Alma inicia un viaje hasta Alemania 'con lo puesto' para recuperar el árbol de su abuelo contando con la ayuda de 'Alca', personaje al que da vida Javier Gutiérrez, y Rafa, compañero de trabajo de Alma, interpretado por Pep Ambròs. 

En cuanto al guión, encontramos varios frentes abiertos cuyo núcleo principal es Alma. En primer lugar, la relación con su abuelo, su gran apoyo y referente, es probablemente la parte donde la protagonista saca a relucir su lado más tierno e incondicional, el amor puro frente a todas las desgracias que le rodean, y que se ve enfocada en la relación con su padre, del que Alma ha dejado de esperar nada a cambio. Una relación absolutamente plana, llena de reproches y con la que ninguna de las dos partes es feliz. Por otro lado, encontramos a la Alma 'macarra' que odia las injusticias pero que se parte la cara por sacar su vida adelante, una Alma joven, una chica de 20 años a la que le gusta la amistad y el "no amor", sin más ganas de comprometerse con nadie que no sea su abuelo. Alrededor de Alma viajan el resto de historias. Por una parte, la de un Rafa enamorado de su compañera de la que nunca recibe nada a cambio pero sigue ahí, cerca de ella, demostrándole que puede contar con él hasta en sus planes más disparatados. Por otro lado, 'Alca', arruinado por la crisis económica, abandonado por su mujer y frustrado por la vida, decide embarcarse con su sobrina en la aventura alemana a pesar de no saber si finalmente tendrá final feliz. Muchos núcleos, muchas conclusiones. El guión de Paul Laverty habla de muchas cosas a la vez: amor, familia, solidaridad, aventura, frustración, en definitiva, vida.


Otro de los aspectos a valorar en el film es su reparto actoral. Sobran calificativos para valorar la interpretación que nos ofrece Anna Castillo, que con 'El Olivo' inicia su libreta de papeles protagonistas en cine. Tras pasar por obras de teatro como 'La llamada' o series como 'Amar es para siempre' (2013), Anna Castillo se consagra como actriz en la cinta de Icíar Bollaín. Anna es Alma y esto mismo es lo que transmite con cada fotograma de la película, porque el cine hay que verlo con los ojos y sentirlo con la mirada. A Anna no le hacen falta palabras para que el espectador la acompañe en su viaje, todo un personaje de contrastes que te enseña que lo más importante de la vida no se logra con el tiempo sino que nace contigo. Además de disfrutar de la película, tuvimos la oportunidad de escuchar a sus protagonistas, y según palabras de la propia Icíar Bollaín: 'Anna es maravillosa, le hicimos varias pruebas y en todas nos sorprendió, tenía que ser ella.' Espero y deseo que Anna Castillo siga copando los carteles de las marquesinas de los autobuses de todas las ciudades de España, porque será señal de que sigue haciendo cine. 

Por otra parte, sobran las palabras para describir al magnífico Javier Gutiérrez, que una vez más nos ofrece una interpretación brillante. Personaje lleno de bipolaridades que lo mismo rompe de rabia una estatua espantosa y al minuto ríe sin parar por todo lo que le está tocando vivir, una capacidad de transformación entre secuencias de las que pocos actores pueden presumir. No cabe duda que estamos ante uno de los grandes de este país y que se merece todo lo bueno que le pase. 

No quedan atrás sin embargo las intervenciones de Pep Ambròs o Aina Requena, pero en este caso debemos reparar en el enorme Manuel Cucala, actor que interpreta al personaje del abuelo, y que solo con mirar sus ojos nos transmite la tristeza y ese duelo interno que vive por la separación de su olivo. Gracias a Manuel y a su interpretación sales del cine deseando decirles a tus abuelos lo mucho que les quieres, y eso no tiene precio. 


Si hemos hablado de guión e interpretación, toca hablar de técnica. En primer lugar, cabe destacar que parte de la película está rodada en la Comunidad Valenciana, en concreto en un pueblecito llamado San Mateu, situado en el interior de Castellón y que pertenece a la comarca del Baix Maestrat, además el resto de la grabación se ha llevado a cabo en varios pueblos de nuestra comunidad ricos en patrimonio arbóreo. Con ello, debemos reparar en la dirección de fotografía, tratada de manera magistral tanto en las secuencias de interiores como en las de exteriores, y diferenciando el espacio y tiempo en el que se sucede la película. En cuanto a los exteriores, encontramos en general tonos pastel, limpios, que nos evocan ese universo de Alma con su abuelo y que contrastan con unos interiores oscuros que sirven como metáfora de esa Alemania oscura que aprieta sin contemplaciones y de ese abuelo de luto que ha dejado de existir. Una dirección de arte más que correcta y un montaje fluido hacen de 'El olivo' un film técnicamente muy bueno que se remata con el sello de Icíar Bollaín, que arriesga con varios planos cámara en mano y en movimiento e incluso planos aéreos de situación que te meten en la historia desde el minuto uno, además de la inserción continua de flashbacks donde observamos a Alma de pequeña con su abuelo y todo el universo que esconde su olivo. Hay que destacar el buen trabajo de producción llevado a cabo por Juan Gordón y Michael Weber. Fue el propio Juan el que recordó a los espectadores 'la dificultad de rodar una película en España, ya que no contamos con los mismos medios que el cine americano'.



En definitiva, 'El olivo' se ha convertido en una de las películas españolas del año por la que probablemente parte del público no dé 'un duro', pero que sin embargo te atrapa desde el inicio y te lleva de viaje con ella. No me gusta hablar de comedia dramática, pero lo cierto es que con el film de Icíar Bollaín ríes y lloras a partes iguales, y eso es de agradecer enormemente. Está muy bien querer entretenerte con una película, pero no podemos olvidar que a veces el cine esconde otros aspectos que nos invitan a reflexionar, así que si buscas un nuevo mundo de sensaciones, 'El olivo' es tu película. El estreno oficial será el próximo viernes 6 de mayo. 

Lo mejor: Su mensaje y las infinitas interpretaciones que puedes hacer después de verla. 
Lo peor: Que probablemente -espero equivocarme- no va a tener el éxito que se merece.

Nota: 9/10

Tráiler

Sinopsis

Alma es una joven de 20 años que trabaja en una granja de pollos en un pueblo del interior de Castellón. Su abuelo dejó de hablar hace 12 años y Alma está obsesionada con la idea de que esto fue a causa de la venta de su olivo. Alma se embarcará en un viaje hasta Alemania junto con su tío y su compañero de trabajo para recuperar el olivo de su abuelo y llevarlo de vuelta a su pueblo.

Aixa Valiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates