Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

domingo, 7 de septiembre de 2014

Her


En un futuro no muy lejano, Theodore Twombly (Joaquin Phoenix) es un hombre hundido y sin esperanzas que encuentra en un sistema operativo la razón para seguir adelante. Atrevida y arriesgada apuesta de Spike Jonze que le valió el Óscar al Mejor Guión Original y que deja a Joaquin Phoenix una vez más a las puertas del galardón.

         
Un film que da un nuevo sentido al género de la ciencia-ficción. A primera vista el argumento trae a la memoria títulos tales como "Inteligencia Artificial" pero allí donde aquélla decepcionó, esta película cumple o incluso mejora las expectativas creadas en torno a ella. La trama se desarrolla con muy pocos personajes recayendo de manera absoluta todo el peso sobre los hombros del díscolo e incomprendido Phoenix. La cinta, pese a basarse superficialmente en un terreno en el que parecía no quedar nada por descubrir en la relación "hombre-máquina" ahonda en lo profundo que pueden llegar a ser las emociones humanas. Sobrevolando el hecho, inquietante en mi opinión de lo que pudiese ocurrir cuando la ciencia robótica en su auge sea una realidad, encontramos una película masiva, perturbadora y en ocasiones asfixiante. Imposible no recordar al HAL de "2001:una odisea en el espacio" por momentos en la relación entre Theodore y Samantha. Los secundarios ni brillan ni oscurecen la obra. Amy Adams y el resto de ellos componen el puzzle en el que se desarrolla la vida del personaje interpretado por Phoenix. Ni más ni menos. Un Joaquin Phoenix realmente descomunal que consigue meterte en su piel desde el primer minuto y que de nuevo me hace preguntarme cómo un actor de tal calibre no ha dejado su huella en Hollywood. Un actor que desde que deslumbró con su papel de villano en "Gladiator" (en opinión de no pocos, más aún que su compañero de reparto y ganador de dos premios de la academia, Russell Crowe)  fue para muchos la promesa de alguien que haría historia en el mundo del cine. Hasta hoy, catorce años después, Joaquin Phoenix goza de muy pocas películas de renombre y de menos aún con papeles para demostrar su inmenso potencial. Algo para lo que necesita muy poco. Hasta hoy, como digo, varios de sus papeles interpretados parecen una broma de mal gusto en comparación con su talento (véase su personaje en "señales"). ¿Qué tendrá para que los grandes directores de Hollywood ni siquiera se le acerquen? Tal vez se deba a su carácter díscolo, excéntrico o como se quiera llamar. Muchos claman (y no sin razón): ¿cuándo un Óscar para DiCaprio?. Hoy yo pregunto: ¿cuándo un Óscar para Phoenix?

                                                  
Lo mejor: Joaquin Phoenix.
Lo peor: Escaso acompañamiento de los secundarios.

Jorge Delmonte

Tráiler

2 comentarios:

  1. Spike Jonze debutante?, puedes aclarar eso?.
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un error, muchas gracias por comentar, en seguida lo corregimos.
      ¡Un saludo!

      Eliminar

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates