Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

martes, 1 de julio de 2014

"YO SOY EL AMOR", recital de Tilda Swinton.

YO SOY EL AMOR  ( "Io sono l'amore" , Italia, 2009 ).

¿Te van las películas de acción, con planos rápidos y montaje vertiginoso, productos para el aquí y ahora y no pensar demasiado? pues pasa de largo ésta recomendación, ésta no es tu película.

¿Y porqué digo esto? Porque películas como ésta suponen todo lo contrario: un CINE PAUSADO que no aburrido, UNA HISTORIA QUE ENCIERRA OTRA MÁS POTENTE Y MUCHAS  IMAGENES HIPNÓTICAS... tampoco esta mal ¿no?
                                                
Esta película italiana pequeña, en apariencia íntima, esconde grandes aciertos.

Y digo esconde porque la película es eso, un regalo bien envuelto el cual vamos desgranando y encontrando por el camino grandes alicientes:  personajes enclaustrados ( un ama de casa soberbia en apariencia  y metódica hasta la extenuación , una hija que vive una vida paralela, un hijo que sobrelleva el peso de un negocio familiar y no termina de ser feliz ) y empequeñecidos en su propio hábitat.  
    
                                    
De esto ultimo, de crear esta sensación se encargan unos fantásticos planos en los cuales queda enfatizado el tamaño de la casa donde habitan, se "empequeñece" a sus huéspedes para mostrarlos mas vulnerables, mas pequeños....mas frágiles....al tiempo que remarcan su soledad.     

Este es uno de los aciertos del film, ademas de esas fascinantes imágenes (véase el romance entero de los protagonistas en el campo...con beso final desenfocado...o esa madre probando el marisco que le prepara su amante donde el tiempo se detiene ).

                                         

Si a ello añadimos el fantástico despliegue interpretativo que ofrece Tilda Swinton, su protagonista ( ¿como elegir la mejor interpretación de una de las mejores actrices del momento ?) y unas bellísimas imágenes de la geografía italiana, hacen que esta sea una película ciertamente especial.;   mención especial para la escena final, madre-hija frente a frente simulando un espejo, una imagen de la otra, viéndose reflejadas una en la otra....es este uno de los momentos de clímax fílmico mas memorables que yo recuerde en una película reciente.


Ver a Tilda Swinton construir o mas bien DECONSTRUIR SU PERSONAJE ( como su amante deconstruye la comida, ella se deconstruye para renacer ) , un personaje que como se encargan bien de recordarle su propio marido e hijo "no existe"..es todo un deleite...y no existe porque ella no pertenece a su familia, no pertenece a su casa...porque ella, la "rusa", la niña rusa que queda dentro de ella, no es lo que vimos al comienzo del film....es solo amor....el débil hálito de amor que aún queda en esa familia, y , como tal, negado y silenciado por la tradición.

                                         

Yo soy el amor es un claro ejemplo de ese cine que se te mete dentro, QUE CRECE DENTRO DEL ESPECTADOR CON EL TIEMPO, esas películas que tras ver te hacen quedar en un pequeño "shock"emocional y es solo al cabo de los días, cuando vas pudiendo apreciar todo lo que esas imágenes te ofrecieron;   como el buen vino, como las buenas comidas, ...esta película crece y  se sigue recordando con el paso del tiempo.      

Si os gustó "La gran Belleza", si os gusta el cine de Eastwood, o si simplemente os gusta el buen comer y disfrutáis de una buena copa de vino....no os la perdáis.

Paco Gonzalez de la Rosa,  Dream-maker.

SINOPSIS:  Una familia aburguesada prepara el relevo generacional de la empresa familiar, mientras la matriarca de la misma se debate entre la tradición y el amor.

Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates