Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Featured Posts

martes, 20 de febrero de 2018

Tráiler en español de 'Mi nombre es Te Ata'

El 16 de marzo se estrena la película 'Mi nombre es Te Ata', basada en la verdadera historia de Mary Frances Thompson Fisher (1885-1995), una mujer nacida en Territorio Indio que derribó barreras culturales para convertirse en una de las más grandes artistas americanas nativas de todos los tiempos. 


La actriz Q'orianka Kilcher, que interpreto a Pocahontas en 'El nuevo mundo' (2005) realiza uno de los mejores papeles de su carrera y le acompañan en el reparto Graham Greene, Gil Birmingham, Mackenzie Astin y Brigid Brannagh. Con el equipaje de las canciones y los relatos de su cultura Chickasaw, la vida de Te Ata fue un largo viaje siguiendo una llamada interior que culminaría con su reconocimiento internacional como actriz y defensora de los derechos humanos. Ahora os dejamos con el tráiler: 


lunes, 19 de febrero de 2018

'Todo el dinero del mundo'. La banca casi siempre gana.

Como casi siempre cumplo los pactos cuando es entre caballeros, tenía que escribir esta crítica. 'Todo el dinero del mundo' llegará a las salas españolas salpicada de polémica, y antes de dejarla de lado para hablar de cine (parafraseando, aunque sea una temeridad por mi parte, a Arturo Valls) expondré mi teoría sobre la expulsión de Kevin Spacey del reparto: Ridley Scott se aferró al pretexto del acaso para reemplazarlo por Christopher Plummer, arrepentido de su elección primigenia al ver a Spacey convertido en un personaje de 'Lazy Town' (2004) más que en un señor mayor 'muchimillonario'. Ahora sin sonar frívolo, la rectificación es excelente, porque no sólo el papel de Paul Getty no parecía hecho para el actor de 'American Beuty' (1999) y su horrenda máscara de maquillaje, Plummer es el lúcido ejemplo de que "más sabe el diablo por viejo que por diablo", cerca de cumplir los noventa, el canadiense efectúa otro recital de interpretación que le ha servido para otra nominación a los Oscars. De ganarlo sería el actor más mayor en hacerlo, ¡qué coño!, ya lo es por 'Beginers' (2010).


Ridley Scott no llega a deslumbrar como los flashes de las cámaras que persiguen a Gail Harris (Michelle Williams) por las calles de Roma, pero sorprende gratamente con un ejercicio de cine clásico conciso y contenido. La historia (nada del otro mundo) sirve de pilar para perfilar a tres interesantes personajes, a los ya citados Gail y Paul, se suma un peculiar Cincuanta (interpretado sin demasiada convicción, aunque con romanticismo, por Romain Duris). El personaje de Marky Mark, perdón Mark Wahlberg, se pasea por la historia pasando bastante desapercibido, lo cual ya es un logro.

Se echa en falta de hecho, un mejor desarrollo de la relación entre Cincuanta y Paul Getty III (Charlie Plummer, con un registro algo sosainas y sin guardar relación con su abuelo en la ficción) que explique ese síndrome de Tombuctú, es decir, lo contrario al síndrome de Estocolmo atendiendo a la canción de Javier Krahe. También se hubiese agredecido quince o veinte minutos más de metraje que mostrase el desmoronamiento de Paul Getty II (Andrew Buchan) y la disolución de la familia, con tal de definir los polos de la historia.


La película gana color tras la media hora, cuando se deja de lado la facilona voz en off y ese recurso tan propio de Oliver Stone de ir y venir del blanco y negro a toda la gama cromática. Cuando la trama se asenta en el secuestro en sí, y comienza a perfilar la psicología del magnate del petróleo. La guerra entre Gail y su suegro, entre Cincuanta y su mafioso contratador son dos caras de la misma moneda: los ricos siempre tienen el poder, los pobres parecen partir con la moral y las buenas intenciones. Toma y daca por ambas partes que dotan al argumento de una coherencia interna muy beneficiosa.

Ahora bien, Scott, compinchado con su guionista David Scarpa (habrá que leer la novela de John Pearson) no se olvida de darle un palo a los comunistas, de profundizar en el estereotipo del italiano (si es sureño con más motivo) corrupto, de mostrar como el huracanado poder de la prensa sensacionalista es capaz de convencer a la masa engañada, no a los que la manejan (aunque en ocasiones juegue en su contra). Ideas más o menos polémicas y discutibles que acaban conformando un relato algo tradicional, tanto en forma como en contenido, pero hermoso en la forma que propone su tesis: el precio de la felicidad y el dinero como vicio y prisión.


Esa es la máxima central, Paul Getty como persona que lucha por decidirse entre sus dos entes más queridos: el dólar y su nieto, dos cosas que pueden ser materiales o no, según se mire. La decisión parece estar tomada desde el principio, pero eso no impide que Paul Getty sea también la persona que sufra, que se de cuenta, cuando las ciruelas podridas de su árbol comienzan a quedar ocultas bajo tierra, que todo lo inmutable que lo rodeaba no hacía sino recordarle a ese nieto que un día tuvo, y que su codicia, su estúpida codicia, lo separo de él. Este análisis se basa siempre en la historia de ficción, no olvidemos que la película está basada en un acontecimiento real y que el perfil del magnate y sus motivos para no pagar el rescate pueden no ajustarse a lo que esta muestra.


Lo mejor: El confrontamiento entre Williams Plummer.
Lo peor: La muy innecesaria escena sangrienta, moralmente digna de supresión que empaña en parte un relato pulcro y poco sensacionalista.

Valoración: 7/10

Javier Haya

Tráiler


Mejor que: 'Marte' (2015)
Peor que: 'Blade Runner' (1982)

viernes, 16 de febrero de 2018

Crítica de 'Amityville: El despertar', ingredientes buenos pero caducados

Una nueva película de terror que ataca a la nostalgia, como también ha hecho 'Cult of Chucky' (2017) siendo la segunda secuela de la saga. Belle y su familia se mudan a una nueva casa, para ahorrar dinero y así ayudar a pagar la asistencia sanitaria de su hermano gemelo James, que se encuentra en coma. Pero cuando empiezan a ocurrir fenómenos extraños, incluyendo la milagrosa recuperación de James, Belle comienza a sospechar que su madre no le ha contado toda la verdad y pronto descubre que acaban de mudarse a la terrorífica casa de Amityville.


Al ser una saga que ya tiene bastantes antecedentes, es muy complicado que te llegue a sorprender. Desde el principio intuyes quién va a estar poseído y que su objetivo es matar a toda su familia. Entonces, el director Franck Khalfoun tiene muy poca maniobra para que los fans de esta saga no se le echen encima. Lo más sorprendente es la interpretación de Cameron Monaghan, que ya hemos podido ver su potencial en la serie 'Gotham' (2015-Act.), haciendo incluso que el Joker de un consagrado actor como Jared Leto, quede muy por debajo interpretativamente hablando. Cameron hace de James, un chico que está en coma, y que gracias al maquillaje y los efectos visuales conforme se va recuperando, hacen que sea uno de los personajes más interesantes de esta saga de terror. 


La trama, a pesar de intentar darle una vuelta con personaje interesantes como el de Cameron, vuelve a caer en la misma versión que la película original. Hay planos iguales, mismas armas, misma habitación y obviamente misma casa. Lo mejor de todo esto, que la propia película lo sabe y se ríe de ello. Sin ir más lejos, a los fans le sacará una sonrisa cuando uno de los amigos de Belle, le empiece a enseñar las películas que se han hecho de la famosa casa en la que recientemente se han mudado. 


Desde luego no es la mejor de toda la saga, porque como hemos comentado no tiene ya capacidad para sorprender, pero sin lugar a duda es mejor que la de Ryan Reynolds, así que tranquilos. En definitiva, una película que no llega a sorprender pero que nos dejará un buen sabor de boca gracias a la actuación de Cameron Monaghan.


Lo Mejor: La escena que enseñan las anteriores películas de 'Amityville' y Cameron Monaghan

Lo Peor: Ya hemos visto está película varias veces. No llega a crear una buena atmósfera de terror.

Valoración: 4 sobre 10


Tráiler:


Mejor que: 'La morada del miedo' (2005)

Peor que: 'Terror en Amityville' (1979)

Álex de la Iglesia nos enseña el interior de 'Perfectos desconocidos'

Álex de la Iglesia, director de 'Perfectos desconocidos', nos muestra lo que ocurre detrás de las cámaras, desde los decorados del piso donde discurre la acción hasta el último detalle de atrezzo para convertir un decorado en un piso del centro de Madrid.


Una extraña inquietud parece haberse apoderado de la ciudad. El tráfico se colapsa, las urgencias de los hospitales están a rebosar, los perros aúllan intuyendo el peligro que se aproxima: es el eclipse de Luna. Su poderoso influjo afecta también a los protagonistas de esta historia, un grupo de amigos que se reúnen para cenar. Los anfitriones discuten alterados. Sus invitados están a punto de llegar y la cena no está preparada todavía. Alfonso y Eva, los dueños de la casa, están preocupados por su hija adolescente y por lo monótona que se ha vuelto su vida. Eduardo y Blanca, una pareja en la que ella se quiere casar y él no; ella quiere tener un hijo, él ni se lo plantea. Antonio y Ana, un matrimonio con dos niños, a punto del divorcio. Pepe un profesor en paro que acude solo a la cena porque su novia está enferma... ¿o es tan sólo una excusa?  Os dejamos con el vídeo detrás de las cámaras:


jueves, 15 de febrero de 2018

Crítica de 'The Cloverfield Paradox', un monstruoso... ¿error?

Los usuarios de Netflix se vieron sorprendidos hace poco por la repentina inclusión de la tercera entrega de la saga Cloverfield, o lo que es lo mismo, Monstruoso, la particular producción de bajo presupuesto de J. J. Abrams. En un extraño movimiento de marketing promocional, 'The Cloverfield Paradox' se estrenaba en la plataforma de streaming el mismo día que su anuncio oficial en el intermedio de la Super Bowl de este año, una decisión igual de rara que los estrenos de las dos entregas anteriores, siempre cogiendo de improviso a la gente.


Ya han pasado 10 años desde aquel 'Monstruoso (2008)' que sorprendió a todos, tanto a la audiencia por encontrarse de pronto con una jugosa cinta kaiju, con la traviesa (y mareante) técnica del found footage, es decir, narrar los hechos videocámara en mano, y sorpresa también para los productores que vieron como la película recaudaba casi siete veces su presupuesto inicial. A partir de entonces comenzaron las miles de teorías de los fans, las cuestiones sobre el origen del monstruo y la ilusión por la posible continuación de la trama que no llegaría hasta marzo de 2016 con '10 Cloverfield Lane' (2016), una interesantísima propuesta de thriller psicológico que, no obstante, seguía sin resolver muchas dudas y no llegaría a considerarse una secuela de la cinta original. Aún así, y visto el éxito de ambas películas, el público siguió especulando sobre la historia y esperando otra entrega que aclarase las cosas, llegando así al caos que supone para los fans y que propone 'The Cloverfield Paradox'.


Por si no fuera poco para aquellos que intentaban conectar las películas y entender el universo Cloverfield, esta tercera entrega nos adentra al maravilloso y complicado mundo de las brechas espacio-temporales. La "paradoja" que narran Julius Onah y Oren Uziel, responsables de esta historia, se basa en la colisión interdimensional, tan ficticio como científico, según cómo lo quieras tú ver. En resumen, un problemón que es consecuencia de una importantísima misión espacial donde está en juego la supervivencia de la humanidad. Y toda esta vital e intrigante hipótesis ¿para qué?, pues para contarnos algo sin pies ni cabeza, para meternos un batiburrillo de cosas inexplicables aunque, eso sí, un tanto entretenidas. Hay un clímax en la película que está dirigida esencialmente a divertir al espectador, a que no se aburra. Y en cierto modo lo consigue.

Los protagonistas de 'The Cloverfield Paradox' son algo estridentes y a la vez soporíferos. Conocemos algo más a la comandante Hamilton, interpretada por Gugu Mbatha-Raw (Black Mirror: San Junipero, 2016), pero los demás tripulantes de la estación son puras caricaturas, clichés de las típicas películas sobre viajes espaciales que estamos hartos de ver todos los años. A pesar de las bruscas circunstancias en las que se encuentran alguno de ellos, no creo que vayas a sentir algún tipo de emoción al respecto. Problema de casting o no, los personajes van pasando por la pantalla sin pena ni gloria, y lo único que te preocupará será que haya un buen colofón final (algo que dejo al gusto de cada persona).


'The Cloverfield Paradox' se disfruta. En un sofá, con palomitas y las piernas bien estiradas... es lo que toca, pues si J. J Abrams o quién sea a decidido que sea así habrá que aceptarlo. Él nos brindó esta historia de monstruos y paradojas, él nos lleva por situaciones límites que el espectador debería agradecer. Para los que se hayan tomado en serio este universo monstruoso decir que solo hay que observar la evolución de otras sagas y franquicias para ver que tampoco es tan grave en comparación.

Lo mejor: Que el señor Abrams nos regale este entretenimiento de sábado peli + manta.

Lo peor: Que seas muy fan y te creas que vas a ver un peliculón.

Valoración: 6/10


Tráiler:

 

Mejor o igual que: Cloverfield (Monstruoso) (2008).

Peor que: 10 Cloverfield Lane (2016)

Tráiler de 'Han Solo, una historia de Star Wars'

Los productores de la saga 'Star Wars', no tienen tiempo para descansar; y es que, tras el estreno hace unos meses de 'Star Wars: Episodio VIII - Los últimos Jedi' (2017), ya están anunciando la que será una precuela de esta historia. Además, podremos ver a actores tan destacados como son Woody Harrelson  o Emilia Clarke.


Este filme narrará la historia de Han Solo mucho antes de conocer a Luke Skywalker y a Obi-Wan Kenobi. Lucasfilm ha decidido apostar por esta película donde nos contará los primeros pasos del que luego será uno de los personajes principales de la saga, desde que es joven hasta cómo consigue convertirse en uno de los mejores pilotos de la galaxia. La fecha de estreno está programada para el 25 de mayo de 2018, mientras tanto os dejamos con el tráiler.

Tráiler

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates